martes, 24 de noviembre de 2009

Open Artist


Como docente de artes siempre estoy buscando maneras de involucrar el Software Libre en mis clases y sobretodo de facilitar para mis estudiantes el acceso a herramientas que les permitan desarrollar completamente sus procesos artísticos. Como en la mayoría de universidades nosotros hemos comprado costosas licencias de los paquetes de Adobe, Macromedia, Microsoft, Sony y muchos otros que son normalmente solicitados por los docentes de la facultad para el desarrollo de la clase. Esta situación nos presenta varios problemas, el primero aunque no el mas importante, es que nuestros estudiantes no cuentan con los recursos financieros para pagar por las licencias y por esta razón recurren a la piratería para satisfacer su necesidad de acceso a herramientas BÁSICAS en la paleta de los artistas contemporáneos. La segunda y realmente la mas importante es que la mayoría de los contratos de licencia de los paquetes que usamos tienen restricciones de uso. Esto quiere decir que existen ciertos usos prohibidos en los programas, comúnmente insertan este texto en las licencias "cualquier uso que no este contemplado en el diseño original". Revisando las licencias de Adobe queda claro que (en un caso extremadamente improbable, pero no imposible) un CEO de Adobe podría decir que Photoshop no debería ser usado en la industria de la pornografía y prohibir su uso. De nuevo, no estoy diciendo que va a pasar, solamente que el marco legal para que esto suceda existe. Actualmente prohiben cosas conectar algunos de sus programas a algunos mecanismos de impresión y sobretodo prohiben cualquier intento de ingeniería inversa la cual la definen literalmente como cualquier intento de entender el funcionamiento interno del software. Esto representa un problema mayor para muchos artistas quienes requieren control y entendimiento completo de todas las herramientas con las que trabajan.
La mayoría de los docentes de artes nunca han escuchado hablar de GNU/Linux y los que han escuchado hablar de él se lo imaginan complejo y difícil de usar, muchos quieren simplemente poder usar los programas para completar sus trabajos sin preocuparse del funcionamiento interno de la maquina, pero cuando esta herramienta no es suficiente, cuando esta herramienta les presenta restricciones no saben como actuar. La mayoría no saben que tienen opciones!
Hace un año con mis compañeros de la universidad hemos estado tratando de introducir programas libres en el currículo, nuestras primeras opciones han sido el Gimp y Blender, pero con el tiempo hemos encontrado una miríada de herramientas que pueden ser incluidas en el aula (scratch, audacity, Inkscape, processing, xara, etc.) El problema es que algunos, como Cinelerra (un editor de vídeo profesional para GNU/linux) no son muy fáciles de instalar o no funcionan bien sobre las distribuciones de GNU/Linux que usamos (Ubuntu, Fedora, Suse). Nosotros no somos ingenieros de sistemas y nuestros conocimientos son muy limitados en muchas áreas que nos harían la vida mas fácil instalando estas aplicaciones.
Afortunadamente nos hemos encontrado hace un mes con OpenArtist.


OpenArtist es una nueva distribución Linux para artistas. Está basada en Ubuntu -con partes de Intrepid, Jaunty pero también PureDyne, Debian, Mint y mismo paquetes RPM-. Todo completamente orientado a la creación gráfica, audiovisual, musical, de VJ y Fotografía. Es muy completa y viene con muchisimos programas ípreinstalados que simplemente nos brindan todas la opciones imaginables de trabajo artístico en nuevos medios. Tiene programas para 2D vectorial y en mapa de bits, para 3D tiene muchas herramientas además de Blender, de vídeo tiene preinstalados varios programas muy completos, tiene varios programas para hacer imágenes fractales y de vida artificial, tiene programas para DJ y VJ, para edicion de audio, para programación (entre ellas processing y además el Wiring de Hernando Barragan), y tiene muchas cosas mas que vale la pena que vean por ustedes mismos.

No es precisamente la distro mas popular y viven de doncaciones (si puedes haz una donación, es un proyecto muy bueno), se puede descargar en esta dirección: http://dl.dropbox.com/u/3065125/Mindmap/index.html
No se dejen llevar por el mal diseño del sitio y prueben OpenArtist.

-----

2 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Yo soy delineante de arquitectura, osea de los curritos de los arquitectos y por cierto en vias de extinción, hace ya tiempo que me di cuenta que el uso de programas piratas era una trampa para los profesionales, ya que inviertes tiempo en un programa que luego no te vas a poder comprar o que la persona para la cual trabajas no va a comprar por sus altos precios y te encuentras en la situación de que sin ese programa no puedes desarollar tu trabajo, si de un primer momento hubiera aprendido con herramientas libres no me encontraría en esta situación. Por ello veo muy importante que los poderes públicos sólo fomenten este tipo de herramientas y quien quiera alternativas privadas que las pague. A mi me gustaría contribuir con este proyecto, Open Artist, pero no creo que pueda hacer mucho, quien si de verdad podrian subencionar estas herramientas de bien público son los propios poderes públicos.
Open Atist recoge las herramientas 3D que necesito aunque todabia tiene la asignatura pendiente del CAD profesional en el mundo del software libre, pero estoy seguro que si por fin apoyaran estas iniciativas se podrían desarrollar proyectos ya iniciados que no continuan a mas por su falta de financiación, FreeCAD, gCAD3D... o programas de cálculo de ingeniería basados en Open Cascade..., bueno aplaudo iniciativas como la tuya de impartir clases con soft libre, creo que son las alternativas que necesita la sociedad.

! dijo...

Coincido. Hoy por hoy el Software Libre ofrece a casi cualquier usuario las herramientas necesarias para hacer todo lo que se le ocurra, y algunas cosas que ni se le hubiera ocurrido (con libertades que además, en el mundo del software privativo, son intrínsecamente inimaginables). ¿Qué es lo que hace falta? Difusión. La difusión que las corporaciones realizan pagando campañas publicitarias o contratos con los fabricantes de hardware. Si cada usuario de Distros consiguiera que todos sus conocidos probaran alguna que les quede bien, el cambio sería imparable, me parece :)

¡Saludos!